Skip to main content

No es sólo “trauma” sino seres humanos

"Automóvil contra bicicleta".

"Caída desde su altura, que no responde".

"Víctima de disparos".

"Choque de motocicleta".

Estos son algunos de los mensajes que escuchamos, llamadas a las que respondemos y los “traumas” que vemos. Para los proveedores de servicios médicos de emergencia, estas palabras de un despachador indican una mayor concentración y una rápida revisión de un algoritmo o mnemotecnia para prepararse ante la llamada.

Una vez en escena, podemos clasificar al paciente como un "trauma" en lugar de una persona. Necesitamos ayudar lo más rápido posible. Usando la mejor ciencia y entrenamiento, nos enfocamos en las intervenciones y, lo más importante, en el transporte rápido. La Hora Dorada es demasiado larga; ahora nos atenemos a los 10 minutos de platino. Tener al paciente empaquetado y fuera de escena lo más rápido posible.

Pero, ¿no hay tiempo para pensar en estos pacientes como seres humanos? ¿No deberíamos frenar un poco, ser compasivos, tranquilizadores e incluso quizá hacer una broma o dos? ¿Qué pasaría con nuestra atención al paciente si nos reunimos más tarde con los seres humanos que tratamos en estas llamadas?

Los proveedores de servicios médicos de emergencia rara vez sabemos lo que les sucede a nuestros pacientes después de dejarlos en el hospital. Casi nunca volvemos a verlos. Hace poco recibí noticias de algunos pacientes de trauma en una clase de educación continua; donaron su tiempo para dirigirse a nuestros proveedores.

Como centro de traumatología, el Hospital Inova Fairfax de Virginia administra una Red de Sobrevivientes de Traumatismo (Trauma Survivor’s Network, TSN por sus siglas en inglés), uno de los más de 70 TSN en los EE. UU. Reúne a los sobrevivientes y sus familias para compartir acerca de las mejores prácticas de recuperación, brindar apoyo entre iguales y mejorar la autosuficiencia de los sobrevivientes. El grupo realiza actividades de divulgación en la comunidad y comparte con los primeros respondientes sus experiencias sobre su recuperación. Todos los sobrevivientes que nos visitaron reconocieron los increíbles beneficios terapéuticos de la TSN

Ellos no fueron los únicos que recibieron alguna terapia.

El paciente de "caída desde su altura, que no responde" Clay, elogió a los proveedores de servicios médicos de emergencia por su capacidad para combinar su lado humano con sus habilidades técnicas en un entorno traumático y caótico. "Los médicos que me trataron fueron mis mejores defensores", dijo Clay. "Eran mis médicos. Hicieron contacto visual conmigo en esa terrible camilla rígida, me tocaron el hombro con frecuencia y me hicieron reír cuando me sentía nervioso”.

La experiencia de Rebekah con los servicios médicos de emergencia en su accidente de motocicleta sigue viva en su mente años después del incidente. "Este fue uno de los momentos más íntimos de mi vida, quizás más que el nacimiento de mis hijos", dijo a la audiencia. "Estuviste allí primero. Estuviste allí conmigo.”

El choque rompió múltiples huesos en su pierna, y Rebekah estaba deprimida, sin trabajo, e incapaz de desempeñar su papel favorito de mamá. El trauma le quitó su identidad como mujer independiente. 

John, un ciclista que fue golpeado por un automóvil, no tiene recuerdos de su trauma. A él y su esposa les gusta inventar historias "más atractivas" sobre sus lesiones, siendo su favorito uno que involucra a Tom Brady, su esposa supermodelo, y el salto de John desde la ventana de un dormitorio. Después de un año de rehabilitación, John está de vuelta en su bicicleta.

"Estas son historias de supervivencia", dijo John. "Solo podemos superar el trauma con ayuda".

Si bien, cada uno de estos sobrevivientes destacó que nunca se recuperarán por completo, aprenden a integrar sus lesiones a sus vidas y pasan por un proceso de duelo que, para la mayoría, nunca termina. Nos agradecieron ampliamente, señalando que "sus médicos" eran amables, tranquilizadores, competentes y profesionales y, lo más importante, compasivos. Estaba agradecido de que estos sobrevivientes me recordaran nuestra gracia bajo presión y la voluntad de hacer un trabajo que la mayoría nunca consideraría. En general, agradecí que se me recordara que la compasión perdura y que estos pacientes no son sólo "traumas", sino seres humanos. 

Intenta recordar esto cuando te envíen a tu próxima llamada. Es tan apreciado y tal vez incluso más duradero que el trabajo que realizas para que tus pacientes reciban un tratamiento adecuado y en el camino hacia la recuperación.

Traductor

Mtro. Héctor Ernesto Estrada Jimenez

Director de la Escuela de Paramédicos de Cruz Roja Mexicana Delegación Guadalajara / Profesor de la Licenciatura en Protección Civil y Emergencia y el Técnico Superior Universitario en Paramédico. Paramédico Avanzado Egresado de Cruz Verde Zapopan / Cruz Roja Mexicana Delegación Guadalajara /  Universidad Tecnológica de la Zona Metropolitana de Guadalajara : Licenciado en Psicología, Maestría en Habilidades Directivas, Facultado Internacional y Coordinador Regional NAEMT Instructor de sus programas, Instructor AHA BLS, ACLS, PALS Coordinador Internacional PEPP.

 

Nota: Este artículo apareció originalmente en la edición en inglés de la Revista EMS World y fue traducido por un voluntario. Si usted observa algún error o quiere sugerir un cambio, por favor envíenos un correo a editor@emsworld.com

Back to Top