Skip to main content

Preparándose para lo impensable

En cualquier mañana en los Estados Unidos y más allá de sus fronteras, miles de paramédicos, técnicos en emergencias médicas, bomberos y otros respondedores se presentan a servicio y relevan a al personal que termina el turno. Intercambiamos bromas, revisamos equipos y revisamos notas; nadie anticipa que este sea el día en que se desarrolle un incidente con víctimas múltiples en su comunidad.

Ya sea que se trate de un accidente aéreo, una situación de materiales peligrosos o el colapso de una estructura, nuestros residentes nos buscan no sólo por tratamiento y transporte, sino también por liderazgo y estabilidad durante estos escenarios de baja frecuencia y alta agudeza. Las situaciones exigen que estemos en nuestro mejor momento como clínicos y con pensamiento crítico, lo que hace que la capacitación regular sea una necesidad absoluta.

Si uno de estos escenarios se desarrolla en nuestra área, nosotros, como profesionales del SEM, no operaremos solos, sino como parte de un equipo que sin duda incluirá protección contra incendios, las fuerzas de la ley, hospitales y gestión local de emergencias, por nombrar algunos. Los proveedores de servicios públicos pueden estar involucrados, dependiendo del rango de la situación, los departamentos estatales como recursos naturales o servicios de carreteras pueden estar representados.

En resumen, los Incidentes con Víctimas Múltiples (MCI, por sus siglas en inglés) exigen un alto grado de colaboración y trabajo en equipo. El Distrito de Ambulancias del Condado de St. Charles de Missouri (SCCAD, por sus siglas en inglés) está tomando medidas para garantizar que nuestra capacitación refleje eso.

Este año, más de 500 respondedores del condado participaron en nuestra capacitación más grande y más inmersiva sobre MCI hasta la fecha: un escenario de tirador activo. Ya hemos abordado este tema antes (más recientemente en 2016), pero dada la cantidad de situaciones de tiradores de alto perfil en todo el territorio de los Estados Unidos en los últimos tres años, sentimos que retomar el tema no sólo fue oportuno, sino necesario.

"Desde la última vez que nos capacitamos para estos escenarios, nuestro país desafortunadamente ha experimentado los dos incidentes con víctimas múltiples por proyectil más mortales en su historia: el incidente del club nocturno en Orlando Pulse, que dejó al menos 49 muertos y más de 50 heridos, y el tiroteo en Las Vegas que mató a 58 y dejó más de 800 heridos ", dice el jefe de SCCAD, Taz Meyer. "Estos eventos a gran escala, junto con docenas de tiroteos en escuelas y lugares de trabajo, resaltan la necesidad de revisar el tema de manera regular".

Aprendizaje práctico

Las alianzas estratégicas desarrolladas desde el último ejercicio de tirador activo permitieron a SCCAD mejorar aún más la experiencia para todos los involucrados. Por primera vez este año, los oficiales del Departamento de Policía del Condado de St. Charles se capacitaron lado a lado con nuestros paramédicos y bomberos de más de media docena de agencias de bomberos del condado.

Los oficiales ingresaron junto con paramédicos y bomberos, despejando salas y brindando cobertura para que otros pudieran brindar atención al paciente en “la zona tibia”. Aunque la policía y el SEM / bomberos se han capacitado sobre el tema por separado en numerosas ocasiones en el pasado, ambas partes acordaron que la capacitación colaborativa era el enfoque preferido.

"El consenso de todos los que participaron es que este ejercicio proporcionó exposición a las necesidades y objetivos de las otras disciplinas durante estos escenarios", dice Meyer.

Nuestro escenario de tiradores se desarrolló en el campus de Salud ocupacional del St. Charles Community College, una institución que promueve totalmente las relaciones de cooperación con las asociaciones de la comunidad. Además de proporcionar un entorno escolar realista para nuestros escenarios, la instalación era ideal en el sentido de que, en algunas evoluciones, permitió a los equipos de paramédicos y bomberos transportar pacientes voluntarios al departamento virtual de emergencias de ocho camas de la universidad, donde dieron informes de transferencia y cuidado los estudiantes de enfermería.

La jefatura del colegio y la comunidad escolar han estado entusiasmadas con la organización de la capacitación, diciendo que les daría a sus estudiantes que se graduarán pronto una invaluable mirada de primera mano sobre la atención en las líneas del frente. Se requirió que los estudiantes de enfermería no sólo dieran prioridad a la atención del paciente entre los ingresos del MCI, sino que también tomaran decisiones sobre mover a los pacientes existentes fuera de la sala de emergencias.

El colegio comunitario local y el Departamento de Policía del Condado de St. Charles son los más nuevos en un grupo creciente de asociaciones del condado que se han unido a SCCAD para la capacitación de los MCI. Pudiera parecer que algunas agencias son poco probables que trabajaran con el SEM a primera vista, pero después de un examen más detallado tienen grandes beneficios potenciales para ambas partes.

Hace dos años, nuestro distrito escolar local de Wentzville ofreció un estacionamiento no utilizado en sus oficinas administrativas para una simular una serie de accidentes de vuelco de autobuses escolares. Este ejercicio brindó la oportunidad para que el personal del distrito escolar se involucrara en su punto de interés dentro del escenario: permitiendo que sus equipos de transporte y comunicaciones estén en el centro de la acción, practicando su cadena de mando y los procesos de notificación a los padres y madres. Las relaciones desarrolladas durante el proceso de coordinación de este escenario llevaron a una mayor colaboración entre SCCAD y el distrito escolar; desde entonces hemos brindado capacitación a sus enfermeras escolares y conductores de autobuses, entre otros.

Independientemente del escenario seleccionado para la capacitación anual de los MCI, asegurar que las personas participen como pacientes proporciona una experiencia más realista e inmersiva para todos los involucrados. Este año, estudiantes y personal universitario participaron en la capacitación, así como también voluntarios de toda la comunidad.

Los maniquíes están bien para complementar cuando no hay modelos vivos suficientes, pero en nuestra experiencia no hay sustituto para las personas voluntarias que puedan representar cualquier cantidad de variables que harían de una situación difícil aún más desafiante. En nuestros ejercicios de tiradores activos, algunos voluntarios recibieron instrucciones de ignorar intencionalmente las instrucciones del personal o alejarse de la escena; a otros se les dijo que se presentaran como si no pudieran hablar, no hablaran inglés, etc. En una región tan diversa como St. Louis, estas son situaciones que nuestro personal encuentra ocasionalmente durante las tareas regulares, por lo que consideramos importante incorporarlas a nuestro escenario.

Si bien los ejercicios de capacitación para MCI brindan a los paramédicos y bomberos la oportunidad de practicar la toma de decisiones clínicas, el triaje y las habilidades de transporte, también brindan la oportunidad de evaluar la conciencia situacional de los equipos y la capacidad de operar en un entorno de "sobrecarga sensorial". Para el escenario del tirador activo, incluimos numerosas variables diseñadas para aumentar el realismo. Utilizamos máquinas de niebla para simular una cortina de humo que usaba el tirador; sonó una alarma de incendio para crear una barrera de comunicación; y se colocaron objetos de importancia significativa en todo el campo de entrenamiento (un dispositivo explosivo secundario simulado, una nota del agresor, etc.).

Maximizando el aprendizaje

Dado el rango del escenario y todas las variables que compiten por la atención de los respondientes, los errores son inevitables. Estas son situaciones de alta agudeza y alto estrés; cometer errores y aprender de ellos es exactamente la razón de nuestro entrenamiento. Incluso el paramédico más experimentado sería desafiado por un escenario como este. El objetivo no es la perfección, sino saber lo que estamos haciendo bien y dónde podemos mejorar.

Con estos factores en mente, diseñamos nuestro ejercicio para un MCI como un entrenamiento de tres horas. Después de una entrada de bienvenida y seguridad, proporcionamos una visión general del escenario y pasamos a la primera evolución, la cual se desarrolló durante un período de tiempo de 45 minutos. Luego reunimos a todo el grupo para discutir lo que salió bien y dónde vieron oportunidades de mejora y abordar cualquier pregunta o inquietud.

Luego reiniciamos el escenario, cambiamos algunas de nuestras variables dentro de la escena y completamos una segunda evolución. En el resumen destacamos donde se hicieron mejoras de una evolución a la siguiente y discutimos puntos que aún podrían mejorarse. Este foro demostró ser particularmente beneficioso para las fuerzas de la ley y los componentes del SEM para comprender mejor las perspectivas de los demás.

Con cada año que pasa, la capacitación para MCI de SCCAD crece en tamaño y alcance. El personal de capacitación de cada una de las agencias participantes se reúne casi cada seis meses para comenzar las discusiones sobre escenarios, sitios de capacitación y otros detalles. Aunque estamos orgullosos del producto que entregamos a los respondedores de nuestra comunidad, continuaremos desarrollando asociaciones estratégicas dentro de nuestra área de servicio para que podamos continuar ofreciendo oportunidades de aprendizaje únicas e inmersivas para los profesionales que atendemos.

Rick Lane es oficial de capacitación para el Distrito de Ambulancias del condado de St. Charles en Missouri.

Traductora

Sarah Swofford

Cofundadora de Educación de Emergencias Internacional. Bombera urbana, de incendios forestales e interface, certificación en operaciones con materiales peligrosos (HazMat), Técnico de Emergencias Médicas, estudiante de paramedicina. Maestría en salud pública de la Universidad de Missouri. Licenciatura en servicio internacional, American University. Educadora de salud sexual y autora del libro "Del dolor al placer: Cómo retomar tu sexualidad después de tener un bebé." Durante sus ratos libres hace trabajo social en el área de equidad, diversidad, y presentaciones públicas.

Nota: Si usted observa algún error o quiere sugerir un cambio, por favor envíenos un correo a editor@emsworld.com

Back to Top