Skip to main content

El salón de la fama

La corta historia de los SEM ha sido impulsada por la sabiduría, la previsión y la innovación de innumerables personas. A medida que avanzamos en la historia de los SEM, ya en su segunda mitad del siglo, sus orígenes se desvanecen. Vale la pena conmemorar a esos pioneros de los servicios médicos de emergencia prehospitalarios. Esta editorial honra a los mismos.

Dominique Jean Larrey

"Ambulancias voladoras" 

Dominique Jean Larrey (1766-1842) ha sido descrito como "el padre de la cirugía militar", y se le atribuye la concepción de las primeras ambulancias para evacuar a los soldados heridos de los campos de batalla, del francés ambulances volantes (ambulancias voladoras), fueron las pioneras de la Francia revolucionaria.

Tras la temprana muerte de sus padres, Larrey fue criado por un tío que también era cirujano, después vio sus propios estudios médicos interrumpidos a causa de la guerra. Su contribución histórica llegó en la década de 1790, cuando se dio cuenta de que los carruajes de la "artillería voladora" francesa podían adaptarse para mover las bajas del combate. Les asignó equipos de personal entrenado, conductores, médicos y una versión temprana de camilleros, y lo puso en práctica en la batalla de Metz de 1793, donde la idea tuvo tal éxito, que la llevó a su adopción en todo el ejército francés. Larrey, también mejoró el acceso a los hospitales franceses de campaña, acercando la capacidad quirúrgica al frente de batalla y estableció la idea de triage por gravedad en lugar de rango.

En Italia, en 1797, se convirtió en el cirujano en jefe de los ejércitos napoleónicos, y ganó reconocimiento como experto en manejo de heridas y en amputación de extremidades. Sirvió a Napoleón a través de 25 campañas, 60 batallas y 400 enfrentamientos. Sus continuas hazañas médicas incluyeron la primera pericardiocentesis exitosa por trauma, la ligadura de la arteria femoral debajo del ligamento de Poupart, la identificación del defecto diafragmático conocido como hendidura de Larrey, el uso de respiración a presión positiva para el tratamiento de heridas en el pecho, así como la aplicación de nieve y hielo para anestesia antes y después de una amputación.

En 1815, en Waterloo, el coraje que mostró bajo el fuego, llevó al duque de Wellington a ordenar a sus hombres a no disparar en la dirección de Larrey, sino más bien a "dar al valiente hombre, tiempo para reunir a los heridos". Capturado por los prusianos, Larrey escapó de la ejecución cuando fue reconocido por un cirujano alemán (cuyo hijo había sido salvado por Larrey antes de ser herido y capturado por los franceses), que convenció al comandante en el campo Gebhard von Blücher de salvar su vida. En su lugar, von Blücher acogió a Larrey como invitado de honor, lo envió a casa con dinero y ropa nueva.

Larrey vivió hasta 1842, escribiendo, enseñando y sirviendo como cirujano en jefe del ejército francés.

Los respondedores del 11 de septiembre de 2001

El ataque terrorista más mortífero en los Estados Unidos

El 11 de septiembre de 2001, 19 terroristas del grupo extremista islámico al Qaeda secuestraron cuatro aviones de pasajeros de EE.UU. y los llevaron intencionalmente al World Trade Center y al Pentágono. Mientras que los pasajeros se defendieron y ayudaron a forzar al cuarto avión a estrellarse en un campo vacío de Pensilvania, el ataque coordinado (el ataque terrorista más grande en la historia de EE.UU.) no obstante, cobró 2,977 vidas e hirió a más de 25,000 personas. En la ciudad de Nueva York, entre las víctimas inmediatas, había cientos de bomberos, docenas de policías y numerosos técnicos y paramédicos.

La mayoría de las víctimas de seguridad pública, murieron cuando las Torres Gemelas del World Trade Center colapsaron, lo que cobró la vida de 343 bomberos del FDNY y 412 trabajadores de emergencias en conjunto. También murieron ocho técnicos y paramédicos de otras organizaciones. El FDNY perdió a su jefe de departamento, primeros comisionados adjuntos, un alguacil y un capellán, así como a diverso personal clave de liderazgo. Otros enfermaron y murieron durante los esfuerzos de búsqueda, rescate y limpieza, después de los ataques.

Los efectos a largo plazo del 9/11 incluyeron avances en la seguridad interna y una larga campaña mundial contra el extremismo. Los Servicios de Emergencia Médica  institucionalizaron el Sistema Nacional de Manejo de Incidentes así como el Sistema de Comando de Incidentes y se prepararon para actos de terrorismo mayores de lo que se habían imaginado. La interoperabilidad de las comunicaciones y la responsabilidad del personal, ambas áreas problemáticas en el 9/11, se convirtieron en los objetivos de los esfuerzos de mejora.

Esa mañana, cuando los aviones impactaron, el FDNY desplegó 200 unidades, la mitad de toda su fuerza. Muchos otros respondedores se presentaron al incidente de manera independiente. En la escena, bomberos y oficiales de la policía de Nueva York y de la Autoridad Portuaria, trabajaron sin coordinación, realizando búsquedas redundantes, paralizadas por sistemas de radio incompatibles. A medida que las condiciones empeoraron, la policía de Nueva York ordenó a su personal que saliera de las torres, pero no se transmitió alguna advertencia a los comandantes del FDNY. Los saturados operadores del 911 tampoco pudieron transmitir información clave.

Después de que la primera torre se derrumbó, el FDNY emitió su propia advertencia de evacuación, pero incluso entonces, el mal funcionamiento de los sistemas de radio repetidores provocó que muchos bomberos nunca lo escucharan. La segunda torre cayó 29 minutos después. 

El atentado del 9/11 a la ciudad de Nueva York, representó el ataque terrorista más mortífero en la historia de la humanidad y el incidente más mortal para los bomberos, su impacto en la seguridad y cultura estadounidenses, sigue siendo profundo hoy en día.

John Erich es editor senior en EMS World.

Traductora

Michelle Maine López Morales

Michelle es licenciada en lenguas extranjeras, con dominio en 5 idiomas y certificación de la ILS de Toronto, Canadá. Es Técnico en Urgencia Médicas nivel intermedio por la Cruz Roja Mexicana, es instructor NAEMT y especialista en rescate en diversas áreas.

Nota: Si usted observa algún error o quiere sugerir un cambio, por favor envíenos un correo a editor@emsworld.com

Back to Top