Skip to main content

Capacitación del SEM en la era del COVID19

La pandemia de COVID19 ha cambiado drásticamente la manera de dar capacitación y quizá, permanentemente. En los Estados Unidos, cuando las escuelas comenzaron a cerrar para frenar la propagación del virus, en marzo de 2020, los educadores tuvieron menos de dos semanas para convertir sus planes de estudio presenciales a completamente virtuales y sin contacto en las aulas. Lograrlo sin problemas, fue un desafío para las diferentes escuelas de medicina y otras profesiones afines a la salud, así como los programas del SEM, donde el contacto con los pacientes y la práctica de destrezas con compañeros de clase, es un componente esencial de la capacitación. Sin embargo, los profesionales del SEM estuvieron a la altura de las circunstancias. Aquí presentamos algunos de ellos.

Escuela Rogue Community College, Grants Pass, Óregon

Gary Heigel, director del programa de paramédicos y jefe del Departamento de Servicios de Emergencia en el Rogue Community College (RCC, por sus siglas en inglés), dice que su departamento es bastante progresivo en la forma en que brinda educación, con avances en los últimos años para incorporar asignación de lecturas en casa y conferencias grabadas para que el tiempo de clase pueda dedicarse a actividades interactivas como la práctica de destrezas psicomotoras, escenarios y proyectos en grupos pequeños. Aun así, el cambio hacia la capacitación totalmente virtual no fue fácil y requirió repensar en cómo abordar lecciones que nadie en esta industria consideró, se tendrían que enseñar en línea. Es especialmente difícil cuando las personas inscritas en los programas del SEM, a menudo prefieren métodos prácticos de aprendizaje, según encuestas realizadas a los paramédicos estudiantes de Heigel.

En lugar de obligar a los estudiantes a trabajar de forma independiente en cursos asincrónicos, las clases se realizaron vía Zoom, para minimizar la sensación de desconexión. Para asegurarse de evitar distracciones entre los estudiantes, Heigel dice que es importante establecer reglas básicas, como pedir que los participantes tengan encendidas sus cámaras y micrófonos para permitir un flujo más natural de la conversación. Se les solicita a los estudiantes comportarse como si estuvieran en un salón de clases real, es decir, lucir presentables, contar con buena iluminación, permanecer despiertos y sentarse erguidos. Los estudiantes que no cuenten en casa con una buena conexión a Internet, pueden usar el laboratorio de computación de la escuela.

Los instructores utilizaron métodos creativos para garantizar que los estudiantes permanezcan interesados: salas de grupos de trabajo en Zoom seguidas de reuniones con toda la clase, videos, pantallas para compartir, e  incluso Heigel revisó una pila de fichas con los nombres de los estudiantes, llamándolos para asegurarse de que todos estuvieran participando activamente en el diálogo.

Heigel descubrió que presentar imágenes de escenarios clínicos en línea era bastante exitoso, puede extraer imágenes para simular el entorno, además, todos los estudiantes pueden ver claramente los signos vitales de un monitor EKG en lugar de apiñarse alrededor del aparato. También recomienda dividir las conferencias grabadas en segmentos de 10 a 15 minutos, ya que los videos de una hora pueden ser desalentadores. Reducir la lección a tan solo los 3 o 4 puntos que deseamos se lleven a casa, ser estratégico y hacerlo obvio porque los estudios muestran que los participantes generalmente se van de las conferencias recordando tan solo el 10% del contenido.

Dado que los laboratorio clínicos se pospusieron por unos meses, Heigel y sus colegas entregaron a los estudiantes kits que contenían estetoscopios, manguitos de presión arterial, materiales para vendajes y entablillados para practicar en casa, ya sea con ellos mismos o con miembros de la familia. Heigel dice "Si no da a sus estudiantes las herramientas para practicar, ellos no practicarán". Los estudiantes pagan una tarifa de laboratorio que la escuela usó para comprar equipo para los kits. En Zoom, practicaban el uso de los equipos para acostumbrarse a la dinámica, incluso si eso significaba aplicar un torniquete a la pata de una silla.

Si bien, el RCC ha proporcionado durante años kits a los estudiantes, Heigel dio un paso más allá en esta ocasión. El departamento de fabricación de la escuela creó modelos impresos en 3D de la tráquea para que los paramédicos estudiantes pudieran practicar cricotiroidotomías. Proporcionó a los estudiantes una demostración paso a paso en video y luego permitió que ellos practicaran el procedimiento tantas veces como fuera necesario. Una vez que se sintieron lo suficientemente competentes, se grabaron a sí mismos realizando la destreza y enviaron la grabación para ser calificados. Mientras que anteriormente, los estudiantes podían aprobar marginalmente una habilidad psicomotora porque no tenían fallas críticas, esto les da la oportunidad de desarrollar verdaderamente la competencia en una destreza antes de ser examinados. Incluso, el proceso de calificación, es más fácil para los instructores; solo tienen que revisar videos en lugar de pasar un día entero ejecutando estaciones de destrezas, lo que ahorra tiempo y recursos al limitar la frecuencia con la que los estudiantes solicitan ingresar al laboratorio para practicar con los instructores. Heigel planea desarrollar kits más completos que cubran alrededor de 20 habilidades.

En el área del RCC, el número de casos fue relativamente bajo, por lo que en junio se permitió que los estudiantes completaran los laboratorios clínicos prácticos condensados ​​al aire libre en las instalaciones de capacitación del RCC Fire Science. Los estudiantes usaron máscaras y fueron médicamente revisados todos los días antes de ser asignados a grupos pequeños que rotaron a través de estaciones de destreza. Se les pidió desinfectar el equipo y las superficies después de su uso, antes de continuar con la siguiente estación. Aunque tenían un retraso de aproximadamente seis semanas, todos los estudiantes completaron con éxito los cursos, y el grupo de EMT en realidad obtuvo tasas de aprobación más altas que el promedio. "Tengo instructores fenomenales que hicieron todo lo posible para que esto funcionara en toda la universidad. Acabamos de adoptar esto" dice Heigel.

Algunos componentes de la capacitación de los SEM no son fáciles de simular fuera del aula, como practicar entrevistas a pacientes con miembros de la familia. Aunque no es la estructura ideal del curso, Heigel cree que la comunidad del SEM la mejorará en el futuro. "Es inevitable. Seremos mucho mejores en la educación de los SEM y como proveedores. Muchos aspectos de esto van a mejorar sustancialmente nuestro desempeño".

Heigel reconoce que este rápido cambio de ritmo ha sido difícil, incluso para personas como él a las que les gusta el cambio.

"Nosotros, como educadores, hablamos constantemente sobre el aprendizaje permanente. Debes estar preparado para hacer algo nuevo y diferente. Retaría a los instructores a esforzarse por probar cosas nuevas, incluso si no creen que vayan a funcionar muy bien. Está bien fallar, así es como se aprende" nos dice.

En términos del mantra de los SEM, adaptación, improvisación y superación, Heigel nos dice, "Este es un buen momento para concretar esta lección y recordarle a las personas, quienes olvidaron cómo vivir de esta manera. Es un gran desafío para muchos educadores predicar con el ejemplo. Muchos de nosotros estábamos terriblemente atrapados en formas rutinarias de hacer las cosas. Espero que la gente tenga la mente abierta sobre los beneficios en medio de todo este caos".

Escuela Bergen Community College, Paramus, Nueva Jersey

Como muchos otros programas del SEM, el programa de ciencias en paramedicina del Bergen Community College (BCC, por sus siglas en inglés) tuvo que trasladar sus conferencias didácticas a un modelo de entrega sincrónica en línea, mientras suspendía los laboratorios y las horas clínicas. Este método, iba a continuar para el siguiente grupo de estudiantes que empezaría en septiembre de 2020, pero la escuela ahora permite pruebas en persona para las competencias basadas en destrezas. Durante los laboratorios, el BCC pide que los estudiantes usen máscaras, mantengan el distanciamiento social y desinfecten todos los materiales utilizados.

En un esfuerzo por aliviar la carga de los socios de la escuela por proporcionar EPP, Joanne Piccininni, MBA, NRP, MICP, directora del programa, dijo que los estudiantes que se reporten a todas las prácticas clínicas en el hospital y en el campo, usarán su propio atuendo, incluyendo protección ocular y respiratoria, así como batas, "Hemos integrado estos elementos de EPP en todos los escenarios de simulación en el campus para que los estudiantes 'entrenen mientras luchan' y desarrollen un modelo mental para estar mejor preparados para el entorno del paciente real", dice Piccininni.

Los instructores del programa, que son paramédicos activos, estaban ansiosos por traer sus experiencias en el tratamiento de pacientes con COVID19 al aula. "Estamos capacitándolos para operar en el actual entorno de los SEM. Estamos muy orgullosos de la voluntad y capacidad del profesorado para cambiar de rumbo hacia un entorno de aprendizaje totalmente remoto. La determinación de dar a los estudiantes la mejor educación, considerando la desafiante situación, fue la principal motivación de nuestra coordinadora clínica, Stephanie Niemiec y mia" nos dice Piccininni.

Este cambio fue uno de los desafíos más difíciles al comienzo de la pandemia, dice Piccininni, ya que era difícil mantener a los estudiantes comprometidos y sintiéndose conectados a pesar de comunicarse a través de pantallas. "Aprovechamos al máximo cada reunión de clase en línea. Permitimos que los estudiantes ayuden a impulsar la dirección de la sesión contribuyendo al enfoque. También cumplimos con nuestros días y horarios de reuniones programados regularmente para mantener la consistencia".

El BCC incorporó la ludificación en su plan de estudios, así como el software de realidad virtual para presentación de escenarios de casos de pacientes, dice Piccininni. "Esto llevó a un grupo de estudiantes extremadamente motivados y decididos que tenían un enfoque increíble cuando finalmente se les permitió regresar al laboratorio para competencias de destrezas de simulación médica en el campus".

UCLA Center for Prehospital Care, Los Ángeles, California

El programa del SEM de la UCLA, ha implementado los mismos cambios que otros han experimentado, las conferencias se realizan en línea, mientras que las destrezas se practican en persona en pequeños grupos, con la condición de que los estudiantes sean revisados para COVID19 y usen EPP. Michael Kaduce, NRP, MPS, director del programa de EMT, dice que, una de las innovaciones que nació, fue el estímulo que proporcionó a los estudiantes, el líder de moral de cada pequeño grupo, particularmente al reducir el estrés de usar máscaras colocando pegatinas en los protectores faciales cuando un miembro merecía reconocimiento por sus logros, como por obtener una puntuación perfecta en una evaluación de habilidades.

Katie O'Connor, NRP, MPP, directora asistente de programas del centro, dice que, el método en línea arrojó luz sobre oportunidades educativas que antes no estaban disponibles. "Descubrimos que trasladar algunas de las destrezas a sesiones en línea nos permitió involucrar a expertos en la materia, educadores y pacientes simulados, que de otra manera no hubiéramos podido incluir en nuestro programa. Espero ampliar nuestras simulaciones a distancia y mejorar nuestros métodos de educación híbrida" nos dice.

Con menos de un día para remodelar su método de capacitación completamente presencial a un programa remoto, O'Connor dice que esto fue posible "a través del trabajo en equipo y mera determinación. Adoptamos un modelo de flexibilidad. En vez de enfocarnos en lo que hacíamos habitualmente, nos concentramos en lo que era posible hacer".

Kaduce nos dice, "Estoy realmente orgulloso de la capacidad de nuestro personal para reunirse, revisar tantas ideas como era posible y desarrollar las mejores prácticas, preguntándonos '¿Es esto lo mejor para el estudiante y sus futuros pacientes?'. Nuestro personal no solo aprovechó la oportunidad de conectarse en línea, sino que nuestros estudiantes realmente confiaron en nosotros para seguir adelante. Seguimos escuchando agradecimientos de los estudiantes por nuestra capacidad para hacer que esto funcione, para que puedan obtener la certificación y servir a su comunidad".

Kaduce dice también que la comunicación fue uno de los mejores métodos para superar los obstáculos durante la pandemia. "Nos hemos sobre comunicado intencionalmente con todos nuestros estudiantes", incluyendo estudiantes anteriores, presentes y futuros, en cuanto a las necesidades respectivas de cada grupo. "Para poder continuar con nuestros exámenes principales, cambiamos todas nuestras pruebas a un servicio en línea con supervisión, ya que lo consideramos importante para preparar a los estudiantes para el Registro Nacional".

Los instructores instaron a los estudiantes y al personal a quedarse en casa si se contagiaban de COVID19, asegurando que trabajarían con ellos para que siguieran avanzando en el programa. "Reconocimos que, con la pandemia, los estudiantes estaban pasando por niveles de estrés sin precedentes, lo que significaba que teníamos que ser aún más comprensivos y flexibles con los desafíos que estaban enfrentando", nos dice Kaduce.

Además comenta que, "También pusimos una página de recursos para educadores en nuestro sitio web de la UCLA, reconociendo que había muchos que se vieron obligados a conectarse de la noche a la mañana, y que podían no tener los recursos necesarios para hacerlo. Pensamos que era nuestra forma de ayudar, ya que llevamos años haciendo educación en línea y tenemos muchos recursos. Incluso antes de la pandemia, nuestro lema era 'La educación del SEM es un deporte en equipo', y la pandemia ha demostrado que todos estamos del mismo lado".

O'Connor dice que compartir la carga con otros educadores de los SEM de todo el mundo ayudó enormemente con la planificación. "Al llegar más allá de nuestra institución, fuimos capaces de encontrar soluciones creativas y mejorar nuestro programa. Vimos un aumento en las puntuaciones en los exámenes, los estudiantes informaron una participación mayor en los escenarios y sintieron que sus habilidades de evaluación aumentaron con el cambio en la plataforma para entrevista de pacientes".

CAPCE

Los educadores de los SEM no son los únicos que han tenido que hacer cambios radicales en sus operaciones; la Comisión Estadounidense de Acreditación para Educación Prehospitalaria Continua (Commission on Accreditation for Pre-Hospital Continuing Education, CAPCE por sus siglas en inglés) también tuvo que adaptarse a la nueva forma de vida. Dado que las visitas personales al sitio de evaluación y la renovación de acuerdos con proveedores acreditados ya no eran una opción, estos se completaron virtualmente, mientras que el plazo de visita al sitio se extendió por 18 meses para permitir que el personal regresara a la oficina e hiciera los arreglos necesarios. Y debido a que algunos proveedores carecían de la mano de obra para cumplir con la fecha límite de replicación del 30 de junio, CAPCE la extendió hasta finales de 2020. Aquellos que aplicaron antes de la fecha límite y cumplieron con los estándares de documentación, recibieron una acreditación provisional con la condición de completar una visita al sitio dentro de un año.

Jay Scott, director ejecutivo de CAPCE nos dice, "Estoy realmente impresionado con toda la comunidad del SEM por cómo nos las hemos arreglado para hacer algunas cosas realmente innovadoras para continuar con los programas de educación de los SEM. Siempre hemos sido adaptables. Esos enfoques innovadores, no deben dejarse de lado cuando se haga todo esto; debemos seguir siendo lo más innovadores posible en el futuro", lo que cree que mejorará la retención y el reclutamiento. "Tras haber realizado un cambio como este, no creo que pueda volver a los estándares que teníamos antes. Vamos a confiar aún más en este mundo virtual que hemos tenido que configurar debido al COVID19".

Esta aclimatación, respalda la tendencia que CAPCE ha observado, en el paso gradual del estudio a su propio ritmo, al aprendizaje en línea, dice Scott. Él ve una inclinación del mercado hacia las aulas virtuales, con instructores en vivo, con quienes los estudiantes pueden interactuar en tiempo real desde sus hogares. Esto podría cambiar las reglas del juego para los proveedores en áreas rurales que necesitan viajar largas distancias para asistir a cursos de educación continua, que es parte de la razón por la que Scott cree que esto puede aumentar las tasas de retención.

"Creo que esa es la forma en que se desarrollará la educación del SEM. No veo un regreso a donde estábamos hace un año. Estamos viendo un aumento de personas que han podido recertificarse, en parte, debido a la motivación altruista e intrínseca de ayudar que comparten todos los proveedores del SEM, pero también porque hemos facilitado el proceso de recertificación y es más emocionante" nos dice.

Ese proceso se desarrolló en asociación con el Registro Nacional Estadounidense de Técnicos en Emergencias Médicas (NREMT, Por sus siglas en inglés) y permite a los proveedores importar instantáneamente cursos CAPCE directamente en su perfil del NREMT, ahorrando tiempo de captura manual.

Scott nos dice que, "los practicantes del SEM son cuidadores increíblemente dotados y dan lo mejor de sí, todo el tiempo. Es realmente difícil pedirle a una persona que permanezca más tiempo después de su turno para realizar una sesión de educación continua, por lo que contar con la capacidad de hacer ese curso mientras estoy en mi turno, mediante una plataforma móvil, mejora enormemente mi motivación. Me mantiene más involucrado en el proceso si puedo aprender mientras trabajo y no tener que apartarme de mi familia. Así es como debería ser en el futuro".

Scott también dice que debemos reevaluar la definición de educación continua: "No debería ser una repetición de lo que ya sabemos. Debería haber nueva información y nuevo material". Por ejemplo, la agencia del SEM de Scott recibe varias llamadas por dolor de pecho al día, por lo que sus compañeros y él, se han vuelto competentes en el tratamiento de los STEMI, pero no han atendido un parto en años. En lugar de pedirles a estos proveedores que tomen una clase sobre el tratamiento del STEMI, deben centrarse en las destrezas en las que son menos competentes. "¿Realmente es una educación continua o una competencia continua?" dice Scott.

"Desafortunadamente, el COVID19 ha impulsado el cambio hacia adelante, pero ahora es el momento de aprovecharlo. ¿Cuál es el estándar de oro que vamos a alcanzar? Mi junta directiva es muy progresista y ven esta evolución como una mejora en el proceso de educación continua. Quieren asegurarse de que los proveedores del SEM tengan acceso a excelentes programas educativos que les brinden estrategias de aprendizaje innovadoras y los mantengan trabajando en el campo. Apreciamos desesperadamente la capacidad de ayudar y ser parte de un gran cambio positivo", nos dice Scott.

NREMT

La pandemia de COVID19 estaba en pleno apogeo en marzo de 2020, mismo mes en el que los proveedores del Registro Nacional Estadounidense debían volver a recertificarse. Con el cierre de escuelas y centros de evaluación, el NREMT tuvo que tomar algunas decisiones sin precedentes.

Bill Seifarth, director ejecutivo del NREMT nos dice, "La pandemia de coronavirus golpeó rápida y fuertemente, impactando no solo el sustento de nuestros profesionales del SEM, sino también el de sus familias, así  como su vida diaria. El Registro Nacional tenía que ser empático y comprensivo, mientras que al mismo tiempo se aseguraba de que pudiéramos continuar protegiendo al público manteniendo un flujo constante de profesionales del SEM certificados disponibles".

"La junta directiva reconoció de inmediato la importancia de garantizar que los proveedores pudieran obtener clases para una competencia continua. Esto significó renunciar a los límites de la educación distributiva, una decisión que se tomó después de una cuidadosa discusión y una cuidadosa deliberación" nos dice Seifarth. Esta exención permite a los miembros del NREMT cumplir con sus requisitos a través de cualquier programa en línea aceptado por el estado o por acreditación CAPCE para recertificación de los ciclos 2020 y 2021. La educación continua presencial, todavía se recomienda si es posible.

Seifarth también dice, "Al comienzo de la pandemia, reconocimos la necesidad de una acción rápida y audaz mediante la certificación provisional. Era imposible saber cuántas personas, incluyendo a los profesionales del SEM de primera línea, podrían enfermarse o no estar disponibles para el servicio, y fue fundamental que pudiéramos conseguir personal del SEM calificado y competente en nuestras comunidades". Estas certificaciones provisionales se otorgaron a cualquier candidato que hubiera completado un programa de EMR, EMT, AEMT o paramédico y aprobado el examen cognitivo por computadora del Registro Nacional.

En siete semanas, el NREMT aceleró la supervisión en línea de los exámenes cognitivos para EMT y AEMT, aunque esto estaba programado para comenzar hasta 2021-2022, ya que los centros de pruebas tenían disponibilidad limitada de citas. "El programa tiene algunos desafíos, pero en general, ha tenido un gran éxito; con alrededor de 13,000 exámenes realizados hasta finales de agosto de 2020. Al mismo tiempo, el Registro Nacional trabajó con funcionarios del gobierno y la firma Pearson VUE para mantener los centros de pruebas disponibles para el personal médico esencial", nos dice Greg Applegate, MD, director científico del NREMT.

Aunque estas acciones de emergencia son temporales, el Registro Nacional está considerando mantener la supervisión en línea y otros métodos de evaluación innovadores para los candidatos al SEM. "Los últimos meses nos demostraron que podemos actuar con rapidez en respuesta a las necesidades de la comunidad del SEM, sin comprometer nuestra misión de proteger al público", nos dice Seifarth.

Valerie Amato, NREMT, tiene un Grado Avanzado en Inglés y Pre-Law y actualmente está cursando una Maestría en Salud Pública en la Temple University. Es Técnico voluntario para el Philadelphia Medical Reserve Corps y Temple University EMS.

Sidebar: Cómo mantener el aprendizaje en marcha

Con el COVID19 provocando un aumento en el volumen de llamadas, así como tiempos de servicio más prolongados debido al uso y descontaminación del EPP, un mayor distanciamiento social entre las tripulaciones y de forma general, la evasión de grandes grupos en interiores, las agencias han tenido que pensar de manera diferente sobre la forma en que brindan capacitación a sus equipos.

Con extensas clases presenciales en espera, las organizaciones han cambiado una vasta cantidad de capacitación en línea o hacia la instrucción híbrida. La capacitación en línea puede ser sincrónica o asincrónica. Sincrónico: es cuando el curso se toma en "tiempo real" con un instructor en vivo, generalmente en una plataforma de videoconferencia o por un sistema de gestión de aprendizaje. El instructor, usualmente, presenta en vivo o con la ayuda de una plataforma de diapositivas. Asincrónico: es cuando un curso se establece, generalmente en un sistema de gestión de aprendizaje o en un módulo de aprendizaje, y el estudiante lo realiza a su propio ritmo, generalmente leyendo artículos o viendo videos. Ambos sistemas tienen la ventaja de la conveniencia, si cuenta con una computadora y una conexión a Internet, puede acceder al curso. La desventaja es que el estudiante solo gana puntos de conocimiento y no puede obtener práctica.

Los cursos híbridos están ganando popularidad. Aquí, en lugar de estar en una clase cara a cara durante todo el curso, el estudiante obtiene su conocimiento al ver videos (asincrónicos, generalmente) y después, mediante ocasionales clases en vivo para adquirir práctica de destrezas. Estas clases en vivo, aunque representan menos tiempo juntos que una clase completa, aún significan una posibilidad de riesgo, y los estudiantes deben permanecer socialmente distanciados durante la clase y usar EPP apropiadamente, incluyendo máscaras.

Autoestudio

Algunas agencias están estableciendo capacitación mediante la creación de módulos de autoaprendizaje. Estos módulos pueden ser de cursos asincrónicos, o las agencias pueden crear los suyos propios. Con esta última opción, se planifican actividades de aprendizaje que pueden incluir ver un video, leer un artículo y contar con una pieza de equipo de muestra disponible, que el estudiante pueda sostener y con ella, practicar. Para fines de rendición de cuentas, los estudiantes pueden grabar videos de ellos mismos practicando la destreza, y enviarlos a su oficial de capacitación o a la persona responsable de mantener los registros. Hay muchos lugares para obtener artículos o videos basados ​​en investigaciones, incluyendo EMS World.

Ejercicios limitados o adaptados

Algunas organizaciones están acostumbradas a noches de capacitación o simulacros de unidades múltiples. Con el COVID obligando a las agencias a separar tripulaciones o limitar el contacto, los simulacros podrían limitarse a un grupo de compañeros o una tripulación. En estos casos, un supervisor o un funcionario de la agencia puede dirigir el simulacro, preferiblemente al aire libre, donde el riesgo de transmisión por gotas de aerosoles es menor. Los participantes aún deben usar máscaras y EPP, pero unidades pequeñas, pueden realizar simulacros de repetición de destrezas, revisión de procedimientos de descontaminación o familiarización con equipos nuevos.

Hot Wash después de la llamada

El Centro Estadounidense de Preparación para la Seguridad Nacional, al norte del estado de Nueva York, utiliza una práctica de capacitación llamada "hot wash" (lavado en caliente) en sus entrenamientos basados en escenarios. En estas situaciones, los estudiantes pasan por una simulación mientras son observados por los instructores. Una vez que se completa la evolución, los estudiantes se reúnen brevemente para un hot wash o reflexionar sobre lo que salió bien y lo que no. Luego, los instructores revisan varios puntos de enseñanza relacionados con el escenario. El hot wash es corto, de 5 a no más de 10 minutos, y el propósito principal es que los estudiantes reflexionen y analicen sus acciones. Incluso sin una evolución de capacitación, una agencia o los mismos compañeros pueden utilizar la idea del hot wash, después de las llamadas. A veces, el simple hecho de pensar en las llamadas y cuestionarse a sí mismo, puede ser una experiencia de aprendizaje tan valiosa como una clase.

Ideas finales

Seamos pagados o voluntarios, se espera que los proveedores del SEM sean profesionales y nunca dejen de aprender. Si bien, el COVID19 puede haber frenado nuestra manera tradicional de aprendizaje, es una oportunidad de para adaptar, superar y modificar la forma en que nos capacitamos para mantener el aprendizaje en marcha.

Barry Bachenheimer, EdD, FF / EMT, es un educador profesional con más de 34 años en el SEM y extinción de incendios.

Traductor

Johnny Ramírez Zumbado

Johnny es miembro de la Benemérita Cruz Roja Costarricense desde 1987. Es Técnico en Emergencias Médicas desde 1998, tiene experiencia de docencia en las universidades de Costa Rica y en la Universidad Santa Paula en Costa Rica; es miembro del grupo de búsqueda y rescate urbano USAR de la Benemérita Cruz Roja Costarricense, así como del del grupo de búsqueda y rescate urbano USAR de Costa Rica.

Nota: Si usted observa algún error o quiere sugerir un cambio, por favor envíenos un correo a editor@emsworld.com

Back to Top