"La Estrategia de Alarev": Rescate Vehicular, es Seguridad Vial

"La Estrategia de Alarev": Rescate Vehicular, es Seguridad Vial

Todas las condiciones están dadas para que América Latina avance en la reducción de muertes y lesiones ocasionadas por accidentes de tránsito. Acciones prácticas y estratégicas, además de una agenda mundial con metas claras y precisas que pueden llevar con éxito a que esas metas sean cumplidas.

La industria automotriz innova sus procesos y realiza avances importantes en la construcción de autos más seguros. Sumado a esto, la industria del sector de emergencias y desastres invierten en investigación y desarrollo para que los primeros respondientes puedan contar con tecnología de punta en las herramientas que utilizan en sus operaciones de salvamento y rescate.

Todo lo anterior le hace frente a este problema de salud pública que tantas muertes y lesiones irreparables sigue causando.

En este contexto, dos iniciativas mundiales se deben mencionar.  Por un lado están los Objetivos de Desarrollo Sostenible[1], en donde se propone como una de las metas del Objetivo 3: “Alcanzar la reducción en un 50% de muertes y traumatismos ocasionados por accidentes de tránsito para el 2020”. Por otro lado, el Plan Mundial para el Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020 de las Naciones Unidas[2] que orienta al desarrollo de planes de acción locales y nacionales al mismo tiempo que ofrece un marco para favorecer actividades coordinadas a nivel mundial.

En este marco global, la movilización programática de todos los sectores no se ha dejado esperar, e iniciativas nacionales se han venido diseñando e implementando en torno a la gestión de la seguridad vial, generando calidad en la protección de las redes de carreteras, estimulando el despliegue de mejores tecnologías para contar con vehículos más seguros, en la elaboración de programas integrales para mejorar y hacer más seguro el comportamiento de los usuarios de las vías y por último, “aumentar la capacidad de respuesta a las emergencias ocasionadas por los accidentes de tránsito y mejorar la capacidad de los sistemas de salud y de otra índole para brindar a las víctimas tratamiento de emergencia apropiado y rehabilitación a largo plazo[3].

Esta justamente ha sido la razón de ser de la Asociación Latinoamericana de Rescate Vehicular (ALAREV), que desde sus inicios ha realizado aportes interesantes para responder desde lo organizativo y gestión de conocimiento, para que en América Latina los primeros respondientes que atienden los accidentes de tránsito sean fortalecidos en estos mismos dos campos.

Desde lo organizativo es una estructura regional. ALAREV ha sido creada y forma parte de una estructura global, la Organización Mundial de Rescate (WRO por sus siglas en Inglés) para que, conjuntamente con los países representados en ella, estructure y ponga en marcha la plataforma de enseñanza y aprendizaje en operaciones de rescate vehicular y trauma en la Región de América Latina. 

Siendo ALAREV representante de la WRO para esta región, abraza sus principios, misión y objetivos. Es importante mencionar que la WRO es una organización sin fines de lucro creada en 1999 en Melbourne, Australia, por diferentes organizaciones de Europa y Estados Unidos.  Desde sus inicios ha estado comprometida con el mejoramiento de los estándares de respuesta a través de propiciar el aprendizaje en donde rescatistas y personal médico de diferentes partes del mundo, comparten sus conocimientos y habilidades en la atención de accidentes de tránsito, con el propósito de contribuir desde la respuesta, a la reducción de lesiones.

Estos espacios de encuentro, realizados cada año, son conocidos como los Encuentros Mundiales de Rescate (WRC por sus siglas en inglés). El último fue realizado en Curitiba, Brasil, en octubre pasado.[4]

En este marco estructural, ALAREV fue creada en septiembre de 2015 y tiene oficinas principales en el Municipio de Envigado, Colombia. ALAREV se convierte en la continuidad de las iniciativas que ya se venían desarrollando a través de la Asociación Suramericana de Rescate Vehicular, ASUREV. Creada como un foro de intercambio de conocimientos en español sobre rescate vehicular, con el objetivo de unificar criterios de respuesta bajo normas mundialmente aprobadas y mantener actualizados a sus integrantes sobre las innovaciones en los desarrollos tecnológicos de vehículos.  En el 2013 ASUREV inició su afiliación a la WRO, con la participación de bomberos rescatistas de Paraguay, Chile, Argentina, Brasil, Venezuela y Colombia. En el 2015, fortalecida con la participación de México, se convierte en lo que es ahora ALAREV.

Continue Reading

Reconocer este camino ofrece al mismo tiempo, sentido y argumentos para identificar y definir prioridades hacia la construcción de una agenda integrada en la región. Una de ellas es apoyar la conformación de asociaciones u otros modelos de organización de acuerdo a los contextos de país para que se avance de una manera incluyente, estructurada y planificada en el fortalecimiento de la respuesta a accidentes de tránsito.  Paraguay, Perú y Colombia ya se han organizado y en los casos de México, Argentina y Chile hemos visto importantes avances hacia el mismo resultado.

Desde lo técnico, desde su creación apoya a los países en asesorías dadas durante operaciones de rescate vehicular y trauma, así como en la evaluación de los equipos que van a los encuentros nacionales. También participa en la elaboración de material educativo, sólo por mencionar algunas.

Desde lo operativo, fue permanente el apoyo a los países que representaron a América Latina en el pasado Encuentro Mundial de Rescate desarrollado por la Organización Mundial de Rescate en Curitiba, Brasil, para que su participación en un escenario de estas proporciones se convirtiera en una experiencia enriquecedora para los equipos mismos y para los países que representaban.

En definitiva, con todas estas acciones se busca armar un tejido interinstitucional en un contexto internacional, que nutra las experiencias locales, en donde la gestión del conocimiento adquirido en el proceso es vital.

La gestión del conocimiento es el elemento clave de nuestra misión. Nos anima y nos estimula a implementar esta acción organizativa con carácter colaborativo. Partiendo del concepto de generar encuentros de intercambio, de información, de diálogos, de diferencias e igualdades, hacia la construcción de una plataforma de enseñanza – aprendizaje. En donde el conocimiento de las realidades de cada país en esta problemática de salud y de gestión vial sea para generar el respeto y el reconocimiento por el saber local en técnicas de extracción de pacientes.

Estas gestiones se conjugan en un diálogo permanente con instancias mundiales que han desarrollado esquemas de respuesta seguros y eficientes, que han sido probados en diferentes escenarios y con quienes -por fortuna- compartimos la misión y la pasión de salvar vidas.  Mucho camino ya se ha recorrido y sabemos que tenemos aún más por recorrer. Hay muchas metas trazadas, sueños por cumplir y nuevos paradigmas por construir.

En este orden de ideas, la revisión de viejos paradigmas en la actuación y la creación de otros, centrados en la atención a las víctimas y evitar en lo posible el agravamiento de las lesiones sufridas por los afectados, se ha convertido en otra tarea permanente.

Se sabe que, históricamente y en la mayoría de los casos, el centro de atención mundial ha sido el uso de las herramientas, cortar los vehículos y rescatar a los lesionados, todo en tiempo récord.

Nosotros proponemos de una manera organizada y coordinada con lo local y lo internacional, sensibilizar, orientar esta atención y apoyar en este cambio a quienes ya lo han venido haciendo, de tal manera que el estándar sea desarrollar unas operaciones de rescate en vehículos planificadas, eficientes y seguras para los rescatistas y las personas afectadas; con un abordaje centrado en el manejo de las víctimas. En donde el personal paramédico en  conjunto con el mando del equipo, lideren y coordinen las maniobras adecuadas de extracción de lesionados a través de  un trabajo eficiente y en equipo.

Hablando de viejos paradigmas, llegar a pensar que sólo en la respuesta operativa de un accidente de tránsito es donde recae la responsabilidad de salvar las vidas de los usuarios de las vías, sería desconocer que reducir las muertes y lesiones necesita de una respuesta integral e implica la intervención de múltiples actores y respuestas en diversidad de disciplinas. En tal caso, el error de mantener el viejo paradigma del “rescatista salvador” ha costado las vidas a tantos primeros respondientes.

En cambio, ser conscientes de que somos parte clave, y no los únicos, de un entramado global, nos muestra que todas las condiciones están dadas, que es urgente y responsabilidad de todos actuar, para que la agenda de la reducción de muertes y lesiones ocasionadas por incidentes de tránsito avance, respondiendo con mayor contundencia a los retos que el número de muertes indica.

Esta agenda implica construir pensamientos para reconocer en donde estamos como rescatistas, como equipo de rescate, como entidad de socorro, como sistema de respuesta, y como país. Implica relevar información confiable, apoyada con datos debidamente registrados, con análisis y reportes de resultados que se compartan y publiquen con disciplina, rigor y esmero para que nos sirvan para evaluar y saber lo que se tiene y lo que se ha logrado, al mismo tiempo que nos oriente hacia el camino que hay que seguir para avanzar en el fortalecimiento de la capacidad de respuesta, para que lo organizativo, lo técnico y lo operativo sea alcanzable para todos.

Para cerrar en esta parte de la ecuación, actuar mejor que reaccionar obliga a dejar de lado las agendas personales y los intereses particulares. Hacia una apuesta común global, en donde “salvar” recobre el sentido de la vida y el espíritu que nos mueve a protegerla,  apoyados en el trabajo colaborativo con enfoque social.
 

Diana Aristizabal Velásquez es MS en Gestión de Desastres y Co-Fundadora y Presidenta de la Asociación Latinoamericana de Rescate Vehicular.

Email: presidencia@alarev.org

www.alarev.org

 

Nota: Este artículo apareció originalmente en la edición en inglés de la Revista EMS World y fue traducido por un voluntario. Si usted observa algún error o quiere sugerir un cambio, por favor envíenos un correo a editor@emsworld.com.


[1] Objetivos de Desarrollo Sostenible. Objetivo 3. Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades. Disponible en: http://www.un.org/sustainabledevelopment/es/health/

[2] Decenio De Acción Para La Seguridad Vial 2011 – 2020. ONU-WHO. Disponible en: http://www.who.int/roadsafety/decade_of_action/plan/plan_spanish.pdf?ua=1

[3] Ibidem

[4] Para conocer más sobre  la Organización Mundial de Rescate  visite su pagina web: www.wrescue.org

Renfrew County Paramedic Service (RCPS) ha tomado a vuelo un drón de InDro Robotics para ayudar en sus tareas diarias.
No tengo 50 años aún, pero cada vez me siento más cerca.
Bobbie Merica es autora de la serie de maquillaje médico: “Cómo hacer que sus simulaciones cobren vida” y dueña de Moulage Concepts, una compañía internacional de maquillaje médico y de trauma especializada en simulaciones hospitalarias, de trauma, accidentes mayores y maquillaje para entrenamiento pre hospitalario; además de proveer, entrena y certifica en su uso.
Todas las condiciones están dadas para que América Latina avance en la reducción de muertes y lesiones ocasionadas por accidentes de tránsito.

Un hombre de 27 años de edad que había estado tomando bebidas alcohólicas presenta mareo y visión borrosa después de pasar dos días en un festival de música de verano al aire libre donde las temperaturas eran constantemente por encima de 29.4°C

A los TUMs y paramédicos se les enseña a tratar lesiones y a responder a emergencias médicas, y muchos de ellos están involucrados de manera activa con sus comunidades para incrementar la concientización acerca de la prevención de lesiones.
Cada año, decenas de miles de inmigrantes se enfrentan a un viaje desalentador y angustiante para llegar a los Estados Unidos de Norteamérica (EE.UU) a través de la frontera suroeste, que reclama algunos de los terrenos más inhóspitos del mundo.
Si bien los comienzos nunca son fáciles en ningún campo en general, en el ámbito de la “medicina táctico-civil” y la “medicina de combate” lo han sido aún menos.
Los paramédicos a lo largo del mundo poseen ciertos conocimientos y han demostrado habilidades que son necesarias en la práctica, especialmente en países con Sistemas Médicos de Emergencias bien desarrollados.
Si tuviera que pedir el listado del tratamiento para el angioedema, esta probablemente incluiría oxigenoterapia, terapia intravenosa, monitoreo cardíaco, oximetría de pulso, capnografía, epinefrina Intramuscular, corticosteroides, difenhidramina y en algunos casos, secuencia de intubación rápida (SIR).

Es esta edición abordaremos el difícil camino de la “Medicina Táctico-Civil” y “De Combate” en España y la atención médica prehospitalaria que reciben los migrantes en la frontera México-Estadounidense por medio del Grupo Beta. Estudiaremos algunos casos de Angioedema y mejoraremos el desempeño de los proveedores prehospitalarios con algunas ideas y recomendaciones para la implementación de un sistema de prevención de accidentes y mucho más.

Es Tiempo de Incluir Ultrasonido en el Medio Prehospitalario; Enfermeros del SEM en Espana; Manejo del Dolor
El alivio del dolor es uno de los componentes más importantes en la práctica paramédica.
Durante los próximos meses, analizaremos en profundidad cómo el ultrasonido nos permitirá descubrir y tratar condiciones que amenazan la vida y que de otro modo pasarían desapercibidas.