La Respuesta del ERUM ante el Terremoto en la Ciudad de México

La Respuesta del ERUM ante el Terremoto en la Ciudad de México

El ERUM es una institución dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, el cual brinda atención médica prehospitalaria, salvamento y rescate en caso de accidentes, y socorre a quienes tienen algún padecimiento médico o han sufrido algún accidente o evento violento. Realiza rescates verticales, en colisiones de autos, espeleológicos, acuáticos y alpinos. También auxilia a la población en caso de siniestros, emergencias y desastres. Cubre el 60% de las emergencias médicas en la CDMX actualmente.

El ERUM es reconocido como la Fuerza de tarea Nº 2 de los grupos de rescate, tomando como modelo el programa USAID/OFDA-LAC para la intervención en desastres a nivel nacional, por ello se proporciona una capacitación constante al personal de los grupos de Búsqueda y Rescate en Estructuras Colapsadas. Tiene 156 elementos USAR disponibles para acudir ante una emergencia mayor como el sismo del pasado 19 de septiembre.

El día 19 de septiembre de 2017, era un día lleno de actividades para el Servicio de Emergencias Médicas por el "Macrosimulacro" que se realiza año con año, desde nuestras memorias del sismo de 1985. El Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM), se encontraba listo para desarrollar un arduo trabajo en el perímetro de la zona centro de la Ciudad de México (CDMX) a las 11:00 hrs. Los elementos estaban listos para realizar demostraciones de triage, estructuras colapsadas, rescate vertical y extracción vehicular con 5 unidades de rescate y todo el equipo necesario disponible.

Al completar esta magnífica escenificación y terminado el evento, que más nos pareció una preparación previa para lo que estábamos a punto de percibir en nuestra ciudad, disponíamos con alegría a degustar un convivio en las instalaciones de nuestra institución. El personal dejaba su equipo a un lado, cerraban filas y se lavaban las manos para el festín.

En punto de las 13:14 hrs. sentimos el movimiento del sismo de 7.1 grados y unos segundos después escuchamos la alerta sísmica. Alarmados todos evacuamos a nuestras zonas de seguridad para darnos cuenta de lo que realmente estaba ocurriendo. Nuestra mayor sorpresa fue cuando comenzamos a ver la nube de polvo que el edificio de Chimalpopoca y Bolívar, a escasos 200 metros de la base, provocó al derrumbarse.

Fue entonces cuando supimos que no se trataba de un simulacro y que estábamos listos para actuar…”

Mi horario normal es en el turno vespertino con entrada a las 13:00 hrs, pero éste día no tenía que asistir al ERUM, por lo que realizaba otras actividades cerca de casa cuando ocurrió el temblor de 7.1 grados Richter. Durante él, auxilie a dos personas de la tercera edad que no podían caminar para ponerlas en un lugar seguro y después fui por mi hijo a la escuela, en ese momento aún no sabía de la inmensidad del mismo, ni los derrumbes suscitados. Posterior a eso cuando hubo red de mensajería, fue cuando por cuenta propia y debido a la capacitación que he tomado, decidí ir a prestar auxilio al lugar donde laboró normalmente, arribando a las 15:00 hrs.

Enseguida fui asignada junto con un grupo de rescate a los edificios colapsados en Gabriel Mancera y Escocia. Había un caos total, muchos voluntarios, descoordinación y muchísimas ganas de ayudar. Los mexicanos nos solidarizamos pero la desesperación por intentar rescatar personas con vida no era eficiente. Cuando llegamos, establecimos un puesto de comando, separamos el área de triage, colocamos nuestras herramientas en una lona, iniciamos con ayuda de otros a separar dónde iban alimentos y bebidas, el área de médicos y a organizar a los voluntarios que llegaban.

Por grupos, íbamos entrando a los edificios colapsados, con las debidas precauciones y el equipo de protección personal adecuado, porque somos profesionales. Se apuntaló y se buscó a las posibles víctimas en el lugar, a referencia de familiares y vecinos. Desafortunadamente yo no encontré personas con vida pero si encontramos y liberamos a personas fallecidas durante la tarde y noche. Triste, pero al menos las familias ya podían estar con su ser querido y darle luz a su camino.

ERUM laboró incansablemente por 16 días. Durante la contingencia se brindó atención médica en 25 sitios diferentes, co-ayudó en la atención y rescate de 103 personas con vida y la recuperación de 140 cuerpos. Se separaba al personal en células para un mejor trabajo, rotando al personal cada 4 o 5 horas... que se iban como el agua.

Continue Reading

Durante los siguientes días, hasta contar 16, que fue cuando terminaron las labores de búsqueda y rescate, estuve trabajando en cuatro diferentes edificios colapsados, usando equipos y herramientas para romper techos y paredes, removiendo escombros, haciendo trabajo de rescate vertical con la camilla para el descenso de las víctimas, área de logística y en lo que se podía ayudar.

De los momentos más emotivos de los que les puedo comentar, es cuando todos guardaban silencio y nosotros como grupo de rescate del ERUM, hacíamos el llamado y escucha a las víctimas. Ese silencio para mi habló de la mucha esperanza que teníamos todos.

Otro realmente importante fue trabajar con los binomios caninos. Ese olfato que tienen es impresionante. Gracias a ellos se localizaron muchas víctimas con mayor certeza de la ubicación. Por último, fue doloroso cuando se terminaban las labores en los edificios, aplaudían, daban un agradecimiento para todos en general, y cantaban el himno nacional, pero todos hicimos el mayor esfuerzo.

Estoy agradecida con todos los mexicanos, los que dieron todo de corazón, los que sin llamarlos fueron a ayudar, los que nos hicieron la comida por dos semanas, con quien nos llevó ropa, quien donó equipos y herramientas, quien viajó desde lejos. Estoy agradecida especialmente con todos mis compañeros de ERUM CDMX porque son personal “de fibra” que bien lo demostraron con su trabajo y con las demás instituciones de rescate.

Hago público mi más sentido pésame a las familias. Nadie quisiera estar en una situación así. Finalizaré con una frase que aprendí en la Cruz Roja Mexicana, donde me formé como paramédico y que nunca la olvido: “Tutti Fratelli”, Seamos Todos Hermanos.

Nota: Si usted observa algún error o quiere sugerir un cambio, por favor envíenos un correo a editor@emsworld.com

La simulación es un buen método para la formación de proveedores prehospitalarios ya que les ayuda a mantener sus habilidades a lo largo de sus carreras. En general tiene una gran cantidad de beneficios: Permite la reproducción y la estandarización de enfermedades en un paciente, tanto las comunes como las raras.
Aun cuando las llamadas por dificultad respiratoria son uno de los escenarios más comunes que enfrenta el personal prehospitalario, es bien sabido que tenemos dificultad al momento de diferenciar la causa.
La RCP de alta calidad temprana representa un camino hacia mejores resltados
Orientación de la Administración Nacional de Seguridad de Tráfico de Carreteras sobre la seguridad de las ambulancias para pacientes y proveedores

Rescate de animales durante el sismo. Un simulacro que se convirtió en realidad.

Este caso comenzó a las 22:00, cuando una mujer que se dirigía a su casa después de una gran cena se desvió fuera del camino hacia un edificio. Su hijo, siguiendo la escena desde su propio coche, presenció el suceso y llamó al 9-1-1: "Mi madre se estrelló sola contra un edificio. Date prisa, ¡creo que su furgoneta está a punto de estallar!"
Queridos colegas, Un saludo cariñoso para todos desde Estados Unidos.
Con más de 300 bases en 48 estados y alrededor de 4,500 miembros en su equipo, Air Methods es el proveedor, de atención médica aérea más grande en el país. Realizan, al año, alrededor de 100,00 traslados de pacientes gravemente enfermos y lesionados, de los cuales la mayoría requieren manejo de la vía aérea.
En esta edición de la Revista EMSWorld en Español, presentamos los secretos que trae consigo la implementación de un programa de simulación educativa en materia prehospitalaria.
Llega a la escena de un varón de 45 años de edad en un paro cardiaco. Acababa de comprar una caminadora para ponerse en forma y estaba comenzando a ejercitarse cuando se quejó de dolor opresivo en el pecho, posteriormente se colapsó. Su hijo de 20 años fue testigo y llamó al 9-1-1. El hijo estaba capacitado para realizar RCP sólo con las manos.
El ERUM es una institución dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, el cual brinda atención médica prehospitalaria, salvamento y rescate en caso de accidentes, y socorre a quienes tienen algún padecimiento médico o han sufrido algún accidente o evento violento.
Puerto Rico sufrió el embate de lo que probablemente se convierta en el peor huracán en su historia.
En diciembre pasado tuvo lugar un ataque terrorista en el interior del Inland Regional Center (IRC) de San Bernardino. Los tiradores identificados como Syed Rizwan Farook y Tashfeen Malik mataron a 14 e hirieron a más de 20 en su lugar de trabajo en un evento de las festividades.
Hay ocasiones en las que uno pudiera pensar que se está preparado para sortear ciertos eventos, pero en realidad ¿quién logra estar listo para el momento esperado?