Revista

Es esta edición abordaremos el difícil camino de la “Medicina Táctico-Civil” y “De Combate” en España y la atención médica prehospitalaria que reciben los migrantes en la frontera México-Estadounidense por medio del Grupo Beta. Estudiaremos algunos casos de Angioedema y mejoraremos el desempeño de los proveedores prehospitalarios con algunas ideas y recomendaciones para la implementación de un sistema de prevención de accidentes y mucho más.

Magazine Page

Un hombre de 27 años de edad que había estado tomando bebidas alcohólicas presenta mareo y visión borrosa después de pasar dos días en un festival de música de verano al aire libre donde las temperaturas eran constantemente por encima de 29.4°C

A los TUMs y paramédicos se les enseña a tratar lesiones y a responder a emergencias médicas, y muchos de ellos están involucrados de manera activa con sus comunidades para incrementar la concientización acerca de la prevención de lesiones.
Cada año, decenas de miles de inmigrantes se enfrentan a un viaje desalentador y angustiante para llegar a los Estados Unidos de Norteamérica (EE.UU) a través de la frontera suroeste, que reclama algunos de los terrenos más inhóspitos del mundo.
Si bien los comienzos nunca son fáciles en ningún campo en general, en el ámbito de la “medicina táctico-civil” y la “medicina de combate” lo han sido aún menos.
Los paramédicos a lo largo del mundo poseen ciertos conocimientos y han demostrado habilidades que son necesarias en la práctica, especialmente en países con Sistemas Médicos de Emergencias bien desarrollados.
Si tuviera que pedir el listado del tratamiento para el angioedema, esta probablemente incluiría oxigenoterapia, terapia intravenosa, monitoreo cardíaco, oximetría de pulso, capnografía, epinefrina Intramuscular, corticosteroides, difenhidramina y en algunos casos, secuencia de intubación rápida (SIR).